La historia detrás de una calabaza

DSC08563

Jorge Luis Casachahua Rojas y esposa en su negocio de mates burilados.

Por Nóriko Nishimura

Fotografía Nóriko Nishimura y Cesar Reyes
@captura_cultura – @cesar1427

Camino a la plaza de Armas de Cusco, a lo lejos se puede divisar un pequeño espacio cuyos estantes se hayan adornados por extrañas formas curvas, de distintos tamaños los cuales nos llama la atención, no solo por la luz tenue que lo acompaña sino también por el color, suave pero aun así llamativo. Estos contrastes entre líneas negras y fondos marrones nos llevan a acercarnos un poco más y así declararnos sorprendidos por tan complejas a simple vista pero importantes para quien sabe de qué trata, miles de mates burilados.

DSC_0776 (2)

Detalle de un mate burilado con tintura roja.

Jorge Casachahua Rojas ha sido uno de los tantos exponentes que se encuentran declarando el potencial de estas calabazas en un pequeño puesto cerca a la plaza de armas de Cusco. Junto a su esposa Eva García Sanabria, promotora de su hoy consecuente habilidad, salen adelante sin inhibirse en el transcurso del tiempo y de la competencia que se nota impaciente por los atributos dispuestos por esta pareja.

Nos cuenta cómo comenzó en este viaje que lo llena de satisfacciones. Como nunca sospechamos, su esposa, la Sra. García es quién lleva desde hace mucho tiempo la herencia familiar del mate burilado. Fascinado con la forma en que se desprenden las ideas en un material noble y sencillo, se dispuso a efectuarlos, con el paso del tiempo ahora podemos ver lo exquisitos y fascinantes que son.

DSC_0798

Explicación del tallado.

El mate burilado ha sido desde su creación fuente de información y transmisión de las vivencias, tradiciones, folklore, costumbres que han ido trascendiendo a lo largo de la existencia del hombre, cuenta Jorge.  En muchas de estas pequeñas obras de arte la luna o Killa, el sol o Inti, la lluvia, la madre tierra que se encuentra siendo trabajada por pequeños hombres adornados de herramientas y vestidos propios de la zona y hasta la trilogía andina – el cóndor, el felino y la serpiente –  que desplaza de manera silenciosa hasta las más imponentes religiones, se ve reflejado de manera exorbitante y detallada pero es tan minucioso este trabajo que tendrías que ayudarte con una lupa para identificar cada uno de estos elementos. La paciencia y la admirable destreza es lo que nos permite deducir fascinantes trabajos.

Enardecidos nos dispusimos a preguntarle más sobre el tema, tendiéndonos la mano nos condujo hacia el mundo de los mates.

DSC_0849

Tallado de una calabaza con un buril.

Las calabazas provienen de la costa norte de nuestro país, Trujillo, Chiclayo y Chincha, provincia de Ica. Su aspecto duro y compacto proviene de un proceso de secado que comienza con la cosecha, cuando la calabaza ya esta madura se extrae junto a la mata, nos explica la señora Eva en el puesto familiar el cual se encuentra dispuesto entre otros muchos de manera inconfundible. La cáscara es raspada, de esta forma  no quedará asperezas, luego sometiéndola a secado bajo sombra estas calabazas se disponen a verse tiernas y listas para trabajarse. Suena simple pero todo tiene un por qué, el secado bajo sombra es realizada para poder tener control de la humedad y la temperatura, de lo contario la calabaza podría caer en descomposición, tornarse de un color oscuro hasta llegar a resquebrajarse.

DSC08516

Proceso para el resalte de las figuras de un mate burilado con carbón.

Una vez obtenido el mate o la calabaza seca se procede a realizar aquello que le dará sentido  a todo este proceso, burilar y de esta forma recibe el nombre de mate burilado. La herramienta, exquisita por su forma y por la que esta técnica recibe nombre, el buril, debe ser trabajado con máxima precisión para no causar irregularidades haciendo que el trabajo del  Jorge se desprenda de manera majestuosa. Un clavo acerado encajado a un trozo de madera usado como mango, es suficientes para su construcción. La punta tiene tres lados, condición sumamente importante para su uso,  las cuales se afilan con una piedra la cual tiene que ser de río por lo liso.

DSC08915

Mates burilados en un estante de venta.

Resaltar cada una de estas incisiones depende tanto de la destreza de las manos así como del carbón natural el cual se desplaza a manera de suaves pasadas con la yema de los dedos pulgares llenando cada surco logrando que sobresalgan los relieves, estos que describen la imaginación de su creador. Aunque el carbón es uno de los materiales más usados, la técnica del pirograbado es otra de las más usadas con la misma finalidad cogiendo un pedazo de madera o caña la cual enciende logrando el color negro y junto a este, el color blanco el cual se obtiene mediante pintura para pared blanca lavable, así se logra el contraste.

Jorge no se limita en cuanto a creatividad, tiñe las calabazas de colores como el rojo, azul y el verde. Son 2 horas a las que se someten las calabazas, lo dice con tanta confianza que lo hace parecer fácil, nosotros seguimos maravillados.

DSC08489

Buril, herramienta para tallar la calabaza creando así un mate burilado.

Como todo trabajo, siempre hay algo contraproducente. La pérdida de la visión es algo que atemoriza a este gran artista. Aconseja no trabajar bajo la lobreguez de la luz amarilla y si es abrazado de la luz del día, mucho mejor es por eso que el su taller personal las clases son tomadas de día y sobre todo “con mucha paciencia”. La preocupación no queda ahí, la pérdida de identidad es otro de los puntos que hace énfasis, nos dice que poco a poco los peruanos la vamos arraigando de nuestra idea de peruanidad, de esas cositas que nos motivan a salir adelante con lo que nos pertenece pero al parecer las cosas se confunden y esto nos hace notarlo preocupado.

DSC08924

Mate burilado de tinta negra terminado.

El celular no deja de sonar, son varios los pedidos que se van alistando. ¿Cuánto puede demorar un solo trabajo?, todos los tallados son diferentes, el tamaño, el diseño y la finesa dependen en gran medida. Son de 3 a 5 días de solo tallado, desde nacimientos, fiestas patronales o algún evento significativo para el cliente no limitan la imaginación de Jorge, todos quedan satisfechos y él recibe mucho más que unos cuantos soles, el agradecimiento sincero.

DSC08473

Retrato del Artesano Jorge Luis Casachahua Rojas sosteniendo dos calabazas en proceso.

Unas felicitaciones, risas y manos estrechadas fueron suficientes para que esta pareja se sienta satisfecha y agradecida, aunque nosotros mucho más.

Atrápalos

Artesanías Garcia
Jorge Luis Casachahua Rojas
Celular:  984 214 914  –  974 725 545
Correo:  jorge_cr6@outlook.com.pe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s