Si Huacho grita vino, Don Robert también trae pisco

DSC_6591

Uvas trituradas para su fermentación.

Por Nóriko Nishimura
Fotos Oswaldo Rentería

Bajo el ardiente calor del sol, en la ciudad de Huacho, nos dirigimos a visitar a Don Robert. Gran emprendedor y único distribuidor de licores, entre ellos principalmente vinos y piscos en toda la provincia. Amablemente nos muestra el camino por donde la uva se hace vino y de esta, el alma del pisco.

DSC_6548

Galones con uvas reposando para su fermentación.

Grandes galones decoran uno de los salones, nos explica que es aquí en donde se depositan los 5000 kilos de uvas, traídos anualmente directamente de Cañete (la uva se consigue una vez al año, solo en el tiempo de mejor cosecha). La uva se distribuye en estos galones según el tipo, ya sea Borgoña o Italia ya que de cada una se obtiene un mosto diferente (jugo exprimido de la uva destinado a la elaboración de vino) trituradas previamente. Se dejarán fermentar con componentes naturales. Pasado un tiempo de aproximadamente 8 meses, la cáscara, entre otros residuos descenderán a la base de estos tanques pudiendo así filtrar el mosto obtenido.

DSC_6537

Reposo del líquido obtenido de los tanques de fermentación.

Este líquido, rojo y elegante de la uva borgoña por ejemplo, pasa a tanques mucho más pequeños en donde se dejan reposar un poco más. Su grado de fermentación puede diferenciarse por el color, el olor y el aspecto. Es aquí donde queda finalizado el proceso del vino, aunque para el pisco, es otra historia, una más larga.

DSC_6566

Galones con vino y pisco.

Del vino, se obtiene el pisco, así de sencillo. El mosto se coloca en unas máquinas de destilación la cual debe encenderse a una temperatura adecuada (aproximadamente de 85 a 90 grados Cº) de acuerdo al tipo de mosto que se vaya a procesar. El vapor pasará por un tubo refrigerante que hará que el vapor no se escape tan fácilmente precipitándolo. Ya casi está el pisco.

DSC_6530

Proceso de destilación para la obtención del pisco.

Para completar la destilación, el líquido precipitado pasará por una especie de colador. Se usa una mata de algodón, ya que las fibras retendrán todo residuo pasando de forma limpia el pisco propiamente dicho. Este proceso puede tomar de 10 a 12 horas, ya que es lento.

DSC_6557

Presentación de bidones de pisco.

Por último, todo esto se coloca en máquinas de reposo por lo menos seis meses para poder embazarlos, distribuirlos y disfrutar de la gran calidad y cariño con la que Don Robert ejecuta exitosamente su negocio y sobre todo, su conocimiento.

DSC_6561

Presentación del producto de Don Robert.

No se olviden de darse una vuelta por Huacho y preguntar por cada uno de sus 19 productos, cada uno certificado adecuadamente y con un gran alcance en el mercado local.

DSC_6586

William Robert Fernández Acevedo mostrando su producto final.

CONTACTO
Tel.: 01 – 2328196
RPC: 980 763 617 – 961 733 148
Correo: wfernandez15603440@hotmail.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s